Cinco días después de que Arizona promulgara la polémicaley SB 1070 -que criminaliza la estadía indocumentada- y 72 horas antes de la movilización nacional que congregará a miles de  activistas e inmigrantes en al menos 30 estados con motivo del 1ro. de mayo, los demócratas del senado dieron por hecho el retiro del Senador Lindsey Graham de la comisión bipartidista que  redactaba un proyecto de reforma migratoria.

“Desafortunadamente el Senador (Lindsey) Graham (republicano de Carolina del Sur) está abandonando el equipo”, dijo una fuente del Congreso que pidió mantener su nombre en el anonimato  porque no estaba autorizada para dar declaraciones.

La fuente agregó que el líder del Senado, Harry Reid (demócrata de Nevada), y Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey), se sumaron al esfuerzo del senador Schumer “para sacar adelante el  proyecto” y que probablemente “será entregado este viernes” (30 de abril).

Graham se incorporó a la redacción del proyecto de reforma migratoria en septiembre del año pasado y era, hasta ahora, el único republicano que apoya públicamente la iniciativa que cuenta  con el respaldo de la Casa Blanca.

La oficina de Reid no quiso comentar sobre el tema.

Cuestión de números

Schumer, quien preside el Sub-Comité de Inmigración del poderoso Comité Judicial del Senado, asumió el liderazgo de la elaboración del proyecto de reforma en junio de 2009 y desde entonces ha esperado, sin éxito, apoyo republicano para garantizar su aprobación en el pleno.

Los demócratas cuentan con 57 de los 100 escaños del senado y necesitan 60 votos para que el proyecto sea aprobado. Si bien tendrían asegurado los dos votos independientes, entre 6 y 10 senadores de ese partido no apoyan la legalización porque fueron electos en distritos cuyos votantes se resisten a darle papeles a los indocumentados, situación que vuelve clave el apoyo republicano. El pasado 15 de marzo Schumer y Graham entregaron al Presidente Barack Obama un borrador de proyecto que, entre otras recomendaciones, incluyó una vía de legalización para indocumentados que llevan tiempo en el país, pagan impuestos, sean fichados y carezcan de antecedentes criminales.

Muy parecido

La fuente consultada por Univision.com anticipó que el documento que ahora redactan los senadores Schumer, Reid y Menéndez “está basado en el trabajo que venía haciendo Graham y Schumer”, y que el documento “tiene mucha influencia republicana”.

Dijo además que el nuevo plan “también incluirá una rigurosa vía de legalización para millones de indocumentados” y que se trata de “una invitación para que los republicanos que están diciendo que la ley de Arizona es parte de la negligencia de Washington, ahora respondan: ‘Bueno, vamos a arreglarlo'”.

“Se necesitan dos para bailar”, apuntó.

¿Forzarán los demócratas a los republicanos para que aprueben la reforma migratoria antes del receso por las elecciones? Comente aquí.